Antes de... 
Tips para tener orgasmos en solitario

Primero es importante aclarar que la masturbación es diferente de lo que es una relación sexual con alguien más, una cosa no quita la otra. Para poder tener orgasmos en solitario, es importante querer y aceptar quienes somos. Podemos comenzar a hablarnos en el espejo y decirnos todos los días, que nos queremos, nos aceptamos y que somos hermosos o hermosas.

El cuerpo es una obra de arte, por ende, todos son distintos; sus formas, tamaños y colores. Para comenzar este pequeño instructivo de amor en solitario, tienes que tener a mano, un espejo, unas velas, música, tus juguetes sexuales, ropa atrevida y aceite de coco. Te recomendamos leer el libro “Sexo para uno – El placer del autoerotismo” de Betty Dodson, ya que de ahí sacamos las ideas que te contaremos a continuación:

Para las mujeres:

Pon música que te excite, puede ser música alternativa; trap, rap, música lenta o más pesada como el rock. Prepara una tina con velas alrededor o pon luces bajas. Comienza aplicando aceite de coco en tus dedos para darte masajes, comienza por tu cara para soltar los músculos de esa zona, luego el cuello; respira profundo. Baja de a poco, tócate los senos, los pezones, toca tus muslos y agarra tu carne como si fuera una masa de pan, luego masajea la planta de tus pies.  

Al salir de la tina ponte en un lugar cómodo y ¡a bailar frente al espejo! Haz movimientos como si estuvieras teniendo sexo, pon unas velas ahí también para que puedas apreciar tu silueta. Es importante en esta parte mirar tu cuerpo con compasión y aceptación, recordar lo bueno de la vida y lo que más te gusta de tu físico. Mírate tu vagina, aparta los labios menores y el vello púbico. ¡Recuerda y recálcalo! todos los genitales son distintos, unos mas grandes, otros pequeños, unos lisos, unos rugosos, todo válidos.

Toca tu clítoris con el aceite de coco en tus dedos y siente los distintos movimientos que puedes hacer en esa zona ¿cambia de color o de tamaño al hacer estos movimientos encima de él? Luego mete tus dedos en tu vagina lentamente, y comienza a moverlos con cuidado, respira profundo y disfruta. Al sacar la mano, conoce tu fluido ¿es claro, oscuro, como huele, como sabe? Recuerda que nuestros cuerpos no huelen a rosa por naturaleza.

Para los hombres:

Como hombre tiendes a mirarte mucho más los genitales por tu naturaleza al orinar, pero ¿qué pasaría si los miraras desde otra perspectiva? Pon un espejo (quizás esos que aumentan la imagen) y mírate de frente y de lado. Hay varios tamaños y diversas formas de pene, sabemos que es un paquete de sorpresa al momento de estar erecto, ya que cambia de tamaño. Existe una problemática sobre el tamaño del pene, debes trabajar en que eso no te afecte a ti, recuerda que hay gente muy exitosa en la vida (cada cual define el concepto de éxito) que no tienen su pene tan grande como otros, también está el dicho “no es lo que se tiene, sino lo que se hace con ello” ¿les contamos algo? ¡Al momento de chupar un tamaño medio es perfecto!

Ambienta el lugar con telas, música, velas o las luces cambiantes de tu televisor (sin volumen) Bebe un buen vino o un champán para relajarte y disfrutar. Ten a mano tus juguetes eróticos, puedes ver imágenes o videos que te exciten. Al momento de estar en el espejo, mírate el glande, echa para atrás la piel que lo cubre, ¿Qué forma tiene la punta? Conócete y explórate. Ahora tócate la punta con los dedos mojados de aceite de coco y descubre nuevas sensaciones, busca tu punto más sensible. ¿ Acaricia tus bolas mientras te masturbas, hazlo a diferentes velocidades ¿Has probado la penetración anal? Muchos comentan que le produce mucho placer, ¡Pruébalo! Quizá te abre nuevos caminos.

Ponte a bailar delante del espejo y deja llevar tu cuerpo, podrías también moverte como si estuvieras teniendo sexo. Podrías imaginar que eres una estrella porno y debes masturbarte delante de más gente, puedes vestirte con algún cinturón o de cuerina para sentirte más exótico. Piensa que eres tu propio objeto sexual para que salga tu personalidad erótica. Tócate lentamente, tus pezones, tus genitales, trata de no irte demasiado rápido, aguanta para que el placer sea mas duradero. Al momento de llegar al orgasmo gime, ríe, grita, respira fuerte ¡lo que te plazca!

Para ambos, mujer y hombre hay días que querrás tener un orgasmo rápido y otros días hacer algo como un ritual. Trata de hacer una sesión como la ya explicada cada cierto tiempo, para que te conozcas y lo pases muy bien en solitario. ¡Éxito en tu orgasmo!

                                                                                                        Romané Ávila – Periodista.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.